lunes, abril 07, 2014

Por tierras de Cuenca

Ayer decidí cambiar mi destino habitual, los humedales de Ciudad Real y Toledo, por los de Cuenca. En concreto, el Hito y el embalse de Alarcón; dos humedales casi inéditos para mi.

La protagonista fue la espesa niebla "meona", que no levantó hasta bien entrada la mañana y me desesperó en más de una ocasión. Cuando la niebla se disipó, llegó la primavera de golpe; las algarabía de las aves henchidas de hormonas, festival de colores y explosión de insectos.

En El Hito, disfruté a gusto con varias especies típicas de cultivos, como calandrias, cogujadas, alondras y las primeras terreras comunes del año. Las perdices y los trigueros, omnipresentes aquí y allá. 


También la primera observación de lavandera boyera, en esta ocasión de la subespecie ibérica:

Motacilla flava iberiae, macho adulto.

Calandria (Melanocorypha calandra)
Perdiz roja cantando
Triguero (Miliaria calandra)

Qué ave tan bonita es la perdiz roja. Es un placer verla correteando por los campos, y no colgando muerta del cinturón de algún cazador.

Y tres fotillos de una terrera común (Calandrella brachydactyla).






Ya en las cercanías del embalse de Alarcón, observé 2 archibebes claros, 4 archibebes comunes, andarríos chico y grande, y varias parejas de avefrías haciendo piruetas con claro comportamiento reproductor:


Tenía que volver a casa y, ya de vuelta, un grupito de 12 buitres leonados me despidió cicleando.



¡Necesito más mañanas como esta!

lunes, marzo 17, 2014

Crónica de una masacre: la caza ilegal de aves en Malta

Ya he escrito antes en este blog sobre un hecho terrible, y que aún está lejos de solucionarse. Uno de los agujeros negros más clamorosos en Europa en cuanto a la conservación de la fauna se refiere. 

Es, como ya adelanta el título de la entrada, la matanza indiscriminada de aves en la isla de Malta.

Todos los años, en los meses del paso prenupcial de aves a través del Mediterráneo, miles de aves migratorias son disparadas sin piedad en la isla de Malta. La tradición cinegética de la isla es muy intensa, y el lobby de cazadores tiene una influencia enorme. Tanto, que consiguen años tras año que el gobierno maltés ignore, o soslaye constantemente, las denuncias de los grupos ecologistas y de la misma Unión Europea. De nada sirven las continuas denuncias por incumplimiento de la legislación europea sobre especies protegidas: todas las primaveras son abatidas miles de aves protegidas por las leyes internacionales.

Podemos asegurar que estas matanzas son uno de los más graves problemas de conservación en la cuenca mediterránea. Las fotos que llegan de allí son estremecedoras:

Cernícalo patirrojo macho. Foto: BirdLife Malta

Incluso en España, donde la tradición cinegética es también potente, la caza indiscriminada de cualquier cosa que vuele es poco frecuente. Indigna mucho ver rapaces, acuáticas, paseriformes y todo tipo de aves destrozadas a perdigonazos, y que las autoridades maltesas miren hacia otro lado.

Águila pescadora herida mortalmente por perdigones.

Cigüeña blanca

Abejaruco reventado a perdigonazos

Son solo unas muestras del salvajismo de la caza ilegal en Malta. La isla, ubicada en un punto clave de la vía migratoria mediterránea, acoge un gran número de aves migrantes durante los pasos, especialmente el prenupcial o primaveral. Abajo podéis ver un mapa (sacado de BirdLife) con la situación de Malta, en plena vía migratoria. Es de suponer que muchas aves, exhaustas tras volar largas distancias a través del mar (donde no hay corrientes ascendentes, que facilitan el planeo), encuentran en la isla un supuesto punto de descanso y reavituallamiento. Desgraciadamente, para muchas será su última parada.


No se salva nadie: pardelas, garcetas, garzas imperiales, etc.

Salvajes pegando tiros desde una lancha en el mar. Esto solo puede suceder en Malta. Las fotos han sido extraídas de la web gozonews.com

La labor de BirdLife Malta es inconmensurable. Pese a la amenazas, no dejan de denunciar y promover la movilización internacional para detener este sinsentido. 

Recomiendo entrar en su web (enlace más abajo) e informarse con mayor detalle sobre sus actividades y su desigual lucha. Merece la pena.





Un alcotán con importantes heridas producidas por perdigones (http://www.talking-naturally.co.uk)

Es complicado no sentir rabia, odio y frustración al ver estas imágenes. Os dejo algunos enlaces para que completéis la información:

Los compañeros de BirdLife han lanzado una campaña que propone un referendum sobre la caza ilegal. Tienen icluso una página en Facebook con una foto de portada que habla por sí sola:


Espero no tener que escribir otra entrada sobre esta vergüenza que aún sucede en pleno siglo XXI. Malta y la caza ilegal.  

VERGÜENZA

miércoles, noviembre 06, 2013

Un flamenco enano de 51 años

Comparto esta noticia, aparecida recientemente. El 13 de febrero de 2013, un turista encontró en el lago Bogoria (Kenia), el cadáver un flamenco enano que portaba una anilla. Tras enviar los datos, la sorpresa fue tremenda: ¡fue anillado 1962! Un viejo, viejísimo flamenco enano que nos lleva a cuestionarnos: ¿cuánto vive un flamenco?

La historia la envía Jorge Fernández Orueta, de la web de BirdLife International
 
By Venancia.Ndoo, Tue, 09/07/2013 - 15:44

“Personally, I hope that no one ever will fully rationalise flamingos, and that they will remain the supremely beautiful, elusive, opportunistic, unpredictable beings I like to think they are”.

The above words contained in the late Leslie Brown’s book ‘Encounters with Nature’ continue to float as the presence or absence of Lesser and Greater Flamingos in the saline lakes of East Africa provokes admiration, debate or concern in public and conservation circles. Leslie served as an agricultural officer in the colonial Kenya but he is greatly remembered as an avian researcher who contributed much of what is known about raptors, pelicans and flamingos.

A Lesser Flamingo bearing a ring on its leg that was hatched in Lake Magadi in 1962 was recently recovered by a tourist - Nick Armour of England in Lake Bogoria on 13th February, 2013. The information retrieved from the ring confirms that the dead individual lived for 50 years and almost four months, making it the oldest known living wild flamingo. “This is an amazing discovery and now we know that some of them lived to be 50 years old”, said Fleur Ng’weno of Nature Kenya (BirdLife in Kenya).

Between 1961 and 1962 the soda mud flats of Natron were underwater making the site unsuitable neither for nest making nor raising young, thus the breeding episode of that year was temporarily shifted to Lake Magadi in Kajiado County, Kenya. Collin Jackson of the Ringing Scheme of East Africa said the recovered ring was one in a batch obtained from British Trust for Ornithology (BTO). Of the 8,000 flamingos ringed, over ten recoveries have been made since 1962 notably one in West Africa which is 6,197km away from Lake Magadi.

The recovery of the “Jubilee Flamingo” emphasizes the connectedness of the soda lakes within the Great Rift Valley. The 1.5 – 2.5 million pink birds in Eastern Africa roam the soda lakes in Kenya, Tanzania and Ethiopia in search of food. However the only regular breeding site for these birds is Lake Natron in Tanzania. The lake is largely covered by soda, raising the surface temperatures up to 60 degrees that keeps away mammalian predators from the nesting sites.  However, there is abundant food and fresh water springs relied upon for drinking and washing off soda from the feathers of flamingos.


School children and Joan (Alan's wife) removing soda anklets in 1962. Photo by Alan Root
School children and Joan (Alan's wife) removing soda anklets in 1962. Photo by Alan Root
 
Based on a detailed account by Leslie Brown and Alan Root in the International Journal Science of Avian Science – IBIS, at least 850,000 young were hatched in Magadi although a high rate of mortality was noted. Adult flamingos would fly to Lake Natron to obtain food usually coming back in the evening to feed the chicks. The chicks faced predators such as hyenas, vultures and jackals. Hindrance of movement and sometime death also resulted from salt-saturated water that formed anklets around their legs growing to the size of an apple. Twenty-seven thousand chicks had the anklets removed by a team of volunteers including the late Leslie Brown, Alan Root (a wildlife filmmaker), British Army, members of East Africa Natural History Society and even Evelyn Baring (Governor of Kenya, 1952-59). Children who were away from school owing to a teacher’s go slow were also part of the team. Another 200,000 were saved from the super salty water by driving them into areas with fresher water pumped into the soda flats by Magadi Soda Company. Wellington boots donated by Bata Shoe Company protected the volunteer’s feet from the biting soda as they rescued and ringed the birds.

The-Jubilee-flamingo-bearing-the-ring. Photo by Nick Armour
Bird ringing or banding involves capturing birds by use of a special net known as mist net, conducting and recording various measurements such as body weight, length of the beak, tarsus and wings as well as feather condition. Other specially modified traps are used for birds of prey and adult Flamingos. Just before the bird is released, a ring either plastic or metallic is attached to one of the legs. The ring contains a distinct number accompanied with the name of the specific ringing scheme. This is carried out by trained experts or volunteers but members of the public are encouraged to submit rings recovered to the nearest conservation agency. The information obtained provides more understanding about their movements and life history that is necessary to draw up appropriate conservation measures especially for threatened bird species.

In recent years, Lake Natron has been under intense threat coming from a proposal to construct a US$450 million soda ash factory. Initially proposed by Tata Chemicals industries and now spearheaded by the Tanzania Government, the factory would cause major breeding disruption and put the entire East Africa Lesser Flamingo population at risk of extinction. A Cost Benefit Analysis study conducted indicated low economic returns of the soda mining project as compared to other activities such as tourism.  Based on this, the Tanzania government should re-consider its intention to go ahead with the project. BirdLife, RSPB and Lake Natron Consultative Group have spearheaded the “Think Pink” campaign drawing attention to the negative impacts of the soda ash proposal to flamingos and economies of East African countries.


martes, octubre 15, 2013

I love birds

En solo 2 minutos y medio, la explicación audiovisual a la eterna pregunta: ¿Por qué nos gustan las aves?


- I love birds -

miércoles, agosto 14, 2013

Maravillas cotidianas y el premio gordo

Mi amigo Mario Rodero sigue haciendo de las suyas en sus escondrijos para observar aves. 

Estas fantásticas fotos las ha tomado desde un hide casero en un bosquete Comunidad de Madrid. Además de los pajarillos que habitualmente visitan el bebedero, tuvo la gran fortuna de toparse con el fantasma del bosque, un precioso azor. Agradecer una vez más a Mario la cesión de estas fotazas.

A disfrutarlas.

Gorrión chillón (Petronia petronia)

Pardillo común (Carduelis cannabina)

Lavandera blanca (Motacilla alba)

Lavandera cascadeña (Motacilla cinerea)

Colirrojo tizón (Phoenicurus ochruros)

Alondra totovía (Lullula arborea)

Pico picapinos (Dendrocopos major)

Joven de alcaudón común (Lanius senator)

Herrerillo capuchino (Parus cristatus)
Zarcero común (Hippolais polyglotta)

Jilguero (C. carduelis)

Verderón común (Carduelis chloris)

Y el premio gordo: un azor (Accipiter gentilis). Qué belleza de animal, no me canso de mirarlo.





sábado, agosto 10, 2013

La Veguilla en verano y actitudes poco éticas

Hoy he visitado brevemente la laguna de la Veguilla en Alcázar de San Juan. 

El intenso calor no invita a pasar largo tiempo observando aves, incluso a la sombra. Pero esto no debe ser una excusa para que algunos colegas ornitólogos muesten comportamientos poco éticos en cuanto al uso de los observatorios se refiere. 

No me importa quiénes son, ni es nada personal. Simplemente creo que evadir el calor y buscar una sombra no legitima un uso indebido de un observatorio ornitológico. Existe una regla no escrita por la que los ornitólogos debemos anteponer SIEMPRE el bienestar y la seguridad de las aves por encima de todo; y esto incluye nuestro propio bienestar.


Tras dejar claro a estas personas que estaban molestando a las aves, ni se inmutaron. Siguieron allí unos minutos más, hasta que decidieron irse. Había un niño entre ellos; mala forma de educarle en el respeto a las aves. No quiero ser tiquismiquis, pero creo que este tipo de actitudes debe mostrarse públicamente, para que sensibilicen y puedan evitarse en el futuro. 

La mejor prueba de las molestias que ocasionaron es que, en cuanto se fueron, los fumareles, flamencos, rapaces y acuáticas volvieron a sobrevolar las cercanías del observatorio. Y es que los observatorios de aves están para algo.


Milano negro (Milvus migrans)

Por lo demás, hay movimiento en la laguna. Lo más reseñable:
  • 5 moritos (Plegadis falcinelus)
  • 1 garcilla cangrejera (Ardeola ralloides)
  • 25 malvasías cabeciblancas (Oxyura leucocephala)
  • 90 agujas colinegras (Limosa limosa)
  • 6 martinetes (Nycticorax nycticorax)
Algunas fotos -lejanas y testimoniales- de la garcilla y los moritos.

3 moritos y 4 martinetes



Garcilla cangrejera (Ardeola ralloides)
Vista general de la laguna. Está espléndida.

viernes, julio 12, 2013

El trágico final de un vencejo mongol

El mundo de las aves es sorprendente. Todos los que, de una manera u otra, les dedicamos una buena parte de nuestro tiempo, sabemos que la ornitología es una ciencia que siempre sorprende. 


Y es que nuestra afición requiere de un férreo amor a la incertidumbre, la misma que compensa esos madrugones de fin de semana, y nos mueve a plantearnos la sugerente cuestión: ¿qué veré hoy? Nadie mínimamente iniciado en el mundo de las aves ha dejado de hacerse ilusionado esta pregunta ante una jornada de campo. Es la poderosa fuerza de la incertidumbre.


Todo este impulso vital alcanza su cénit en los “pajareros” del Reino Unido, cuya forma de entender la ornitología supera con creces los límites de una simple afición. Ellos son los inventores de casi toda la jerga que usamos los aficionados a las aves, en constante evolución desde los años 90. Vocablos ya clásicos como “Twitcher”, “Mega” o “Birding” son buenos ejemplos de ello. 


La historia que da título a esta entrada comienza el pasado 25 de junio, en la remota isla de Harris, perteneciente al archipiélago de las Hébridas Exteriores, al noroeste de Escocia. Un pequeño pájaro es observado sobrevolando a gran velocidad el minúsculo puerto de la población de Tarbert. De inmediato, saltan las alarmas: se trata de una rareza de primer orden, un vencejo mongol (Hirundapus caudacutus), ave que cría en la lejana Siberia. 

Mapa de distribución del vencejo mongol Hirundapus caudacutus. En diferentes tonos de verde, área de reproducción de las dos supespecies reconocidas (caudacutus al norte y nudipes al sur). En amarillo, área de invernada. Fuentes: Wikipedia, BirdLife International y Australian Government.

Baste decir que solo se ha observado nueve veces en la historia del Reino Unido (y una sola observación confirmada en España: costa gallega, en noviembre de 1990). Este vencejo posee el récord mundial de velocidad en vuelo horizontal, nada menos que 170 km/h. Pese a la dificultad de acceso a la zona, un gran número de ‘twitchers’ (ornitólogos capaces de las más grandes proezas logísticas para observar un ave rara) se dirigen allí a rendir homenaje a este vencejo asiático. 

La pasión de los británicos por las rarezas es bien conocida: no es extraño que, tras la aparición de un ave rara o poco frecuente, la noticia se extienda por los más diversos medios, y ese mismo día o el siguiente, la zona quede poblada por centenares de telescopios, como en un extraño y antiguo ritual. He aquí algunos ejemplos sacados de internet:



Lo que nadie podía imaginar era el trágico desenlace de tan festivo evento. El 26 de junio, ante un horrorizado grupo de ‘twitchers’, el vencejo viajero, la pequeña avecilla venida de Asia, encontró la muerte tras colisionar con un molino de viento.
 
Foto cortesía de Mark Rayment

El shock para los allí presentes fue tremendo. La noticia se extendió rápidamente; radio, televisión, prensa, blogs, etc. El suceso abrió incluso un debate sobre los aerogeneradores y su impacto en las aves. Aunque no es la primera vez que un ave venida de lejanas latitudes cae presa del agotamiento o de algún depredador, el triste final del vencejo mongol de Tarbert tardará mucho tiempo en borrarse de la memoria colectiva de la ornitología británica. 


 Más información: