lunes, mayo 10, 2010

El sábado en Alcázar

Quiero comenzar esta entrada denunciando un hecho que por desgracia es habitual en algunos lugares de la península: el abandono de perros. Una vez que han dejado de ser "útiles" para sus enfermos dueños, son abandonados precisamente en lugares apartados, como las lagunas de Alcázar. El sábado pudimos ver casi en directo como un demente de éstos abandonaba a dos mastines en la laguna de la Veguilla. Horas después, los perros abandonados se encontraban en medio de la colonia de cría de gaviotas arrasando cuanto encontraban a su paso. La culpa no es suya, obviamente. Un perro abandonado ha de buscar alimento a toda costa, y una colonia de gaviotas indefensas es una rápida alternativa, con el desastre ecológico que ello conlleva.

Es el caso de esta perra, a la que sorprendimos el mismo sábado por la mañana sembrando el caos entre los nidos de reidoras y pagazas:  


Como se puede ver en las fotos, a pesar del destrozo (varios pollos de reidora sucumbieron), la historia tuvo un final feliz y la perra fue recogida, junto a 7 cachorros recién nacidos. Con la sola acción de un desalmado que abandona un perro, toda una cadena de desgracias se sucede, mientras ellos duermen la siesta tranquilamente en sus casas.


Y ya de vuelta a la normalidad, parece confirmarse que este prenupcial es definitivamente uno de los peores que recuerdo en cuanto a paso de limícolas. Verdaderamente desastroso.


Sólo las cigüeñuelas y las avocetas son frecuentes.



Arriba, un adulto, y debajo, un ave de 2CY, como atestiguan las escapulares marronáceas retenidas.



Archibebe claro Tringa nebularia.


Archibebe común Tringa totanus.



Tórtola turca Streptopelia decaocto.


Lavandera boyera Motacilla flava iberiae.


Tarro blanco Tadorna tadorna.




La verdad es que no vimos ninguna especie rara, pero las aves comunes nos deleitaron con escenas verdaderamente inolvidables, como estos abejarucos Merops apiaster.



Observamos al menos 12 nidos de cigüeñuela en un humedal del término municipal de Alcázar.


Trigueros Miliaria calandra. Fotos: Lourdes Martín




Queda en el aire la pregunta: ¿qué ha pasado con los limis este año? A primeros de mayo, y tan sólo se han visto bandos nutridos de chorlitejos grandes (y no tan numerosos como otros años). Ni rastro de correlimos o especies escasas pero anuales, como correlimos gordos, vuelvepiedras o agujas colipintas, por ejemplo.

2 comentarios:

ANZAGA dijo...

... lo de este perro es una salvajada... He llegado a ver escenas similares estando los dueños cerca...

Saludos.

araujodealcala dijo...

Como he ido observando las últimas semanas, el paso de limícolas por la desembocadura del Guadalhorce ha sido pobrísimo este año, en comparación con años precedentes: ausencia casi total de Correlimos gordo, de Chorlito dorado, gris, de Correlimos zarapitín, etc. Mal de muchos, consuelo de...Pero sospechamos que al haber charcas por toda España, el paso está siendo totalmente disperso. Esperamos que sea abundante, aunque no lo veamos. Manuel M. Araujo