viernes, noviembre 12, 2010

Desalmados

Cuánto indeseable anda suelto por la calle. A veces me pregunto quiénes son las bestias, y quiénes los seres pensantes.

Volviendo de Alcázar de San Juan, paré en una estación de servicio de la provincia de Toledo, y me encontré a estos dos preciosos galgos vagando abandonados por los arcenes de la autopista y la vía de servicio, poniendo en riesgo su vida y la de los conductores.

Y todo ello por culpa de los salvajes sin cerebro que los abandonaron, cuando ya no eran últiles para sus desahogos cinegéticos. No sigo para no terminar diciendo palabras más fuertes. Aquí queda el testimonio.



3 comentarios:

ANZAGA dijo...

Esos perros deberían estar identificados con un chip y así localizar a su dueño...

Es un acto vergonzoso que por desgracia se repite con demasiada frecuencia.

Saludos.

AMADO dijo...

Los que tenemos perros no comprendemos cómo alquien que los cría puede abandonarlos. De todos modos, de esos galgos tendría que estar informado el ayuntamiento correspondiente y,recogidos, serían adoptados enseguida. Son unos "seres humanos" magníficos

José Ramón dijo...

Anzaga, no necesariamente. Aquí en Pucela se roban, se crían, se usan y cuando no ganan (nunca o se hacen "viejos") les cuelgan de los pinos. Así que éstos por lo menos tienen una oportunidad, difícil pero la tienen.

Saludos.