domingo, octubre 02, 2011

Salida al mar desde Bermeo

Recién vuelto de Bermeo, ya estamos de nuevo en los calores del secano, recordando el buen fin de semana que hemos pasado. El sábado nos embarcamos en el catamarán Hegaluze, con un sol espléndido y una compañía más que buena.


Agradecer desde aquí a Jesús Menéndez y Jon Hidalgo la buena organización del evento, y a los compañeros a bordo, unos máquinas. Especialmente a Óscar Llama, Gorka Ocio, Asier Aldalur y los colegas navarros, siempre un placer.

Tenéis todos los detalles de especies observadas en el blog de Jesús Menéndez, Demencia Ornitológica (me encanta el título, me identidico totalmente con él). Destacar la observación de varios ejemplares de calderón tropical (Globicephala macrorhynchos), que cuenta con muy pocas observaciones en la zona.

La estrella alada de la jornada fue la pardela capirotada (Puffinus gravis). Vimos unos dos centenares, algunos de ellos a placer, en varias balsas con algunas pardelas sombrías (Puffinus griseus) entre ellas.

Van unas fotos de pardelas capirotadas (y sombrías):











Pardela sombría, P. griseus. La imagen es mala, pero es la única que les pude hacer en vuelo.

Balsa mixta de pardelas capirotadas y sombrías.




Aunque no hubo una cantidad espectacular de aves, sí tuvimos variedad. Si a esto unimos la excelente jornada de cetáceos, podéis imaginar que no tuvimos ni un minuto de aburrimiento. Van unas fotos de las aves observadas:

Larus michahellis juvenil. En mi blog Larus subiré las fotos de gaviotas del viaje. Sólo observamos patiamarillas y sombrías.

Págalo pomarino S. pomarinus, 2cy (Gracias Dani por la corrección).


En la foto superior y las dos siguientes, un págalo pomarino adulto. Se observan perfectamente los "cucharones" en las rectrices centrales. Una auténtica belleza.



Págalo grande S. skua.

CETÁCEOS

La estrella no emplumada de la mañana fue el calderón, con dos especies: tropical y común. Pudimos gozar de observaciones de calderón común muy cercanas. No sé por qué, pero observar un cetáceo (en su medio natural, por supuesto) me produce un bienestar y una tranquilidad impresionante. Una sonrisa de esas que se te quedan en la cara un buen rato, y te hacen sentir irremediablemente afortunado.



Estos dos adultos tienen heridas en las aletas dorsales, uno de ellos un corte profundo en la misma base. Estos daños son producidos generalmente por ataques de otros machos.




Calderón común emitiendo su característico soplo.

Delfín mular, Tursiops truncatus.

Y dos lejanas imágenes de uno de los 3 zifios de Cuvier (Ziphius cavirostris) que vimos ayer. Aunque las fotos no son nada buenas, cualquier indicio de estos misteriosos cetáceos siempre es un triunfo.

Sólo pudimos verlos de lejos, ya que al acercarse al barco se sumergieron definitivamente en las profundidades.

Aún así, todo un lujo.




 Y para terminar, otros de los maravillosos seres que habitan las aguas marinas:

Carabela portuguesa Physalia physalis. Yo vi al menos 7 ejemplares.

Sálpido (Familia Salpidae). Una criatura del Filo Cordados, el mismo que la especie humana.

3 comentarios:

Ricardo Rodriguez dijo...

Que pena no haber podido estar con vosotros.
Estupendas fotos.
un abrazo

Jesús Menéndez dijo...

Aupa: Es un verdadero placer ver como disfrutas de la observación de aves marinas, en serio, muchas gracias por tus elogios y decir que hoy lunes Gorka Ocio ha podido ver y fotografiar un grupo de calderón tropical, al oeste de Bermeo con lo que la cita del sábado es más que segura, ¡Menudo equipo!

Gabi vuelvepiedras dijo...

Gracias a ti Jesús, por darme la posibilidad de disfrutar del medio marino.

Es una putada que alguien que vive en el secano más seco y árido ame tanto el mar. Luego pasa que las pocas veces que me embarco, lo haga con unas ansias...

:-))

Un abrazo
Ga