domingo, mayo 10, 2009

Nostalgia de tiempos mejores

El título de esta entrada viene a denunciar algo que ocurre desde hace unos años en nuestros queridos embalses de la sierra de Madrid. Asistimos impotentes a su degradación, en un principio de forma tenue, y actualmente en toda su triste realidad.

Los embalses de la sierra se mueren.

Los parajes que hace tan sólo un puñado de años atesoraban decenas de limícolas y acuáticas en primavera y otoño, son ahora el parque recreativo de cientos de energúmenos, pescadores sin conciencia, futboleros sin campo donde jugar, paseadores compulsivos de perros orilleros y domingueros de toda condición.

El pasado día 1 de mayo cometí el error de visitar el embalse de Pedrezuela, en Guadalix de la Sierra. Día festivo + solecito = holocausto dominguero.

Tan felices, pasando un bonito día de fiesta, en pleno pico de paso prenupcial...

Estos pescadores de Europa del Este traen incluso tiendas de campaña...increíble. Están justo en la orilla norte, la mejor para limícolas.

Y esta horda se divertía arrasando la orilla sur. Qué bonito día del trabajador...

Y mientras esto ocurría, un puñado de limícolas, cansados del largo vuelo migratorio, buscaban desesperados un palmo de orilla sin presencia dominguera: 6 chorlitejos grandes, 1 correlimos común, 2 chorlitejos chicos y 3 archibebes comunes, bien ocultos entre la vegetación, a pocos metros de los intrusos.

Creo que todo puede hacerse, si se hace con respeto y sensibilidad, pero por desgracia no es el caso de quien se cree que un humedal de interés avifaunístico es un simple jardín donde llevar a la familia en un día de fiesta.

Malos tiempos para las acuáticas en la sierra de Madrid.

5 comentarios:

ANZAGA dijo...

comparto cien por cien tus comentarios. También he estado por Madrid este finde y he visto lo mismo. Pero tengo que decirte que se da en cualquier parte. No se trata de no querer compartir sino de respetar las normas. He visto en un parque que ponía que los perros debían estar atados por que era época de anidamientos y un individuo iba cazando libremente con tres perros sueltos. SALUDOS.

David Díaz dijo...

Comparto totalmente tu opinión Gabi.
Aquí en Galicia son muchos lugares donde como ya conocerás nos ponemos las botas observando nuestras queridas limícolas Baldaio, Valdoviño... Me pasa muchas veces que con una mirada asesina quisieras que desaparecieran de allí pero la cruda realidad es que no.
Saludos
David A Coruña

David Díaz dijo...

Comparto totalmente tu opinión Gabi.
Aquí en Galicia son muchos lugares donde como ya conocerás nos ponemos las botas observando nuestras queridas limícolas Baldaio, Valdoviño... Me pasa muchas veces que con una mirada asesina quisieras que desaparecieran de allí pero la cruda realidad es que no.
Saludos
David A Coruña

Alimoche dijo...

El problema Gabi es que vienes muy poco ya por los embalses de la Sierra, y para colmo apareces en un puente con un concurso de pesca de la Federación a nivel nacional...pareces nuevo, ahora cómo sólo vas a las "lagunas manchegas"...

Gabi vuelvepiedras dijo...

Alfred, concurso de pesca o no, los futbolistas y los paseadores de niños o perros siguen enquistados allí.

Precisamente eran los que más molestaban a los limis. Con este panorama como quieres que no vaya a las lagunas manchegas?

;-)